El Ultrasonido de Alta Frecuencia

Es la tecnología mínimamente invasiva para tratar trastornos de movimiento y tumores cerebrales

Honduras, noviembre 2020._  Especialistas de Miami Cancer Institute y el Miami Neuroscience Institute

están aplicando una alentadora innovación en tratamiento denominada Ultrasonido de Alta Frecuencia (HIFU)  para el abordaje en los trastornos de movimiento y tumores cerebrales.

El temblor esencial es una condición progresiva y debilitante que causa temblor en las manos y en la cabeza. Las personas con temblor esencial tienen dificultad con las tareas diarias tales como escribir, afeitarse o aguantar un vaso de agua sin derramarlo.

El ultrasonido enfocado de alta intensidad, disponible solamente en los Estados Unidos, envía más de 1,000 haces de ultrasonido a través del cráneo a un lugar específico del cerebro. Ahí, las ondas de sonido convergen para destruir lesiones o áreas problemáticas. El procedimiento no es invasivo, lo que significa que no hay incisión y no se necesita anestesia. También evita la radiación y no daña los tejidos cercanos.

Es así que el Dr. Justin Matthew Sporrer, especialista en neurocirugía general, neurocirugía funcional y estimulación cerebral profunda para trastornos del movimiento en Miami Neuroscience Institute, nos explica en entrevista este novedoso tratamiento.

“El ultrasonido de alta frecuencia (HIFU) nos permite interrumpir los circuitos anormales en el cerebro que causan temblor. Esta nueva tecnología nos permite combinar las mejores ventajas de tratamientos anteriores: alivio eficaz del temblor sin cirugía, y la capacidad de “probar” el tratamiento antes de hacerlo permanente. Esta misma tecnología también muestra promesa en la apertura de una barrera cerebral previamente impenetrable a los medicamentos, como la quimioterapia, que permite el acceso directo a los tumores cerebrales”. Manifiesta el especialista.

Agrega que este tratamiento no es invasivo. “No hay incisión porque somos capaces de enfocar ondas ultrasónicas a través del cráneo y en los objetivos precisos del cerebro.  No hay restricciones de edad para usar este tratamiento. De hecho, una de las ventajas de HIFU es que elimina algunos de los riesgos quirúrgicos que excluirían a algunos pacientes mayores de tratamientos anteriores”. 

Nos enfatiza que esta tecnología está destinada a funcionar como un único tratamiento eficaz para el alivio del temblor. Para aquellos pacientes que están tomando múltiples medicamentos para reducir el temblor, HIFU puede eliminar la necesidad de otros tratamientos cuando es exitoso. 

Asimismo, el ultrasonido HIFU puede tener efectos variables en la reducción del temblor, algunos pacientes tienen mejores resultados que otros. Incluso si el temblor no se elimina por completo, la mayoría de los pacientes tienen una reducción significativa que les permite volver a sus actividades normales como escribir, comer y beber sin dificultad.

La atención post-procedimiento es muy simple. El paciente regresa a su propia casa el mismo día del procedimiento sin restricciones. “Les pedimos a los pacientes que se hagan una resonancia magnética al día siguiente del procedimiento para confirmar el tamaño y la ubicación del área de tratamiento”, nos detalla el neurocirujano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »